Marihuana y miel al servicio de la medicina  

La ciencia actual, la academia y los emprendedores, han comprendido que el mejor camino para simplificar procesos, entender un problema, ofrecer una solución está en saber OBSERVAR la naturaleza. Esto aplica para todas las áreas del conocimiento.

Es esta metodología, con apoyo en otros conocimientos disruptivos, lo que permite ahora entender cómo se puede abordar los temas de salud en el ser humano.

 Tener la oportunidad de unir, fusionar la miel, cera, el propóleos y el cannabis (marihuana) con la ayuda orgánica del trabajo en campo de las abejas (pecoreo), es un gran salto del sector de la apicultura en dirección para ayudar a mejorar la calidad de vida, es un aporte indiscutible a la salud de las personas. 

La SALUD no puede seguir postrada a la doma de las drogas sintéticas, cuando lo correcto debe ser contar con una mejor dieta alimentaria, donde los alimentos sean la mejor farmacia para el cuerpo, y el ejercicio físico la fuente de energía propia para la vida en movimiento. 

Con base en lo citado, es la miel y el cannabis, con sus algoritmos bioquímicos, los que expresan en el sistema nervioso central (cerebro) sentencias para que la red de neuronas, se comporten de mejor manera a la hora de transmitir códigos de información y, permitiendo que lo destruido se regenere o sea eliminado correctamente del cuerpo con una prospectiva de ofrecer una mejor calidad de vida en la salud (bienestar).

La medicina ha resignado su futuro en comprender ahora que la realidad para definir las complejidades de SALUD está más cerca en saber aproximarse a la botánica (selva – naturaleza), que en los medicamentos sintéticos; que si bien son necesarias y efectivas para enfrentar cuadros de emergencia, no son sostenible en calidad de vida para tratamientos de largo plazo.

La comunidad médica y científica ha entendido que el futuro de la SALUD, más allá de los avances en las habilidades duras (tecnología – equipos - software) está en saber acercarse a la botánica de la selva, sin complejos de prevención y de resistencia. 

Para cualquier información adicional, exprese sus comentarios en nuestra plataforma de correo electrónico.

Despachos: Medellín, Bogotá, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pasto, Villavicencio, Montería, Manizales, Pereira, Armenia, Sincelejo, Valledupar, Cúcuta. Plazo para envíos 72 horas.

Contacto

Utilice este formato para consultas, cotización de servicios o productos, o envíelo directamente desde su correo a Consulta