Propóleos y su actividad antiparasitaria

La impresionante actividad antiparasitaria del propóleos inicia en su biodisponibilidad; llega a todo el organismo (por sangre y linfa), pues existen parásitos que no se limitan al tubo digestivo sino que se ubican en órganos específicos y que los antiparasitarios de elección no se difunden a estos tejidos, en casos de que su farmacodinamia lo permita ocasionan efectos adversos, la mayoría de veces, indeseables. El propóleos viene bien en estas combinaciones para potenciar los antiparasitarios, cuando se aplican juntos.

 

De manera consecuente, la actividad antiparasitaria está mediada por la bioactividad de los flavonoles y ácidos fenólicos contra los parásitos, vale la pena resaltar que tiene efectividad contra estos en todos sus estados de vida, incluso acción sobre huevos.

 

Varios mecanismos – según sea la estructura química del flavonoide y de la polaridad de la molécula- activan (o desactivan) en el parásito eventos celulares provocando su reducción y/o expulsión, entre ellos alteración de la placa neuromuscular provocando parálisis espástica, traslocación de fosfolípidos de membranas en procesos tempranos de apoptosis, y muchos otros aun sin dilucidar por la ciencia.

Comentario: Recordar que la efectividad del propóleo está ligada al origen geográfico, plantas donde las abejas colectaron la resina, entre otros factores.

Contacto

Utilice este formato para consultas, cotización de servicios o productos, o envíelo directamente desde su correo a Consulta